Bases neuromorfofisiopatológicas del sistema nervioso y su impacto psicopedagógico en el organismo humano

El sistema nervioso está compuesto básicamente por células especializadas cuya función es recibir estímulos sensitivos y transmitirlos a los órganos efectores, sean musculares o glandulares. Los estímulos sensitivos que se originan fuera o dentro del organismo se correlacionan dentro del sistema nervioso y los impulsos eferentes son coordinados de modo que los órganos efectores funcionan juntos y en armonía para el bienestar del individuo.
A inicios de la tercera semana de desarrollo, el embrión ya posee las tres capas germinativas, las cuales son el Endodermo, Mesodermo y Ectodermo. La Formación de la notocordal ocurre a inicios de la 3° semana de desarrollo. Las células prenotocordales se invaginan desde la fosita primitiva, migran cefálicamente hacia la lámina precordal, la que se encuentra ubicada al lado de la membrana bucofaríngea, formándose la placa notocordal. La notocorda definitiva se forma porque las células de la placa notocordal proliferan y se desprenden del endodermo, creando un cordón. El principal rol de la notocorda es la inducción de la formación del Sistema Nervioso. Esto lo hace a través de moléculas que actúan sobre el ectodermo cercano formando el neuroectodermo. El tejido embrionario que se encuentra alrededor de la notocorda (mesodermo) van a formar a las vértebras, donde en el adulto existen restos de notocorda a nivel del núcleo pulposo de los discos intervertebrales.

(…)

Los autores