Experiencia de los cuidadores familiares de pacientes con trastorno límite de la personalidad

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es una enfermedad mental que se va a caracterizar por presentar fundamentalmente un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, en la imagen de uno mismo y en la afectividad, y una notable impulsividad afectando a un 1-2% de la población. Sus factores etiológicos comprimen una serie de agentes biológicos, psicológicos y sociales. Tras la reforma psiquiátrica en España, aparece lo que se ha llamado cuidado compartido del paciente, y estos pacientes han pasado a convivir y ser cuidados en la comunidad, en el núcleo familiar. Los cuidadores se enfrentan a una actividad sumamente ardua y lesiva, que les afecta en todas las esferas de su vida en un grado mayor al observado en cuidadores de otros trastornos mentales graves. Los cuidadores experimentan una gran sobrecarga en su rol, aflicción e impactos en su bienestar psicológico, una afectación de sus relaciones, especialmente las familiares. El cuidador se siente a su vez aislado de la comunidad, sin contar con apoyos o recursos que le sostengan y abandonado por un sistema sanitario que no le reconoce.

(…)

La autora