Fundamentos de física aplicada en la ingeniería

En el libro nos referimos a movimientos rectilíneos con velocidad constante o variable, a movimientos circulares, etc. Pero no analizamos porqué un cuerpo se mueve siguiendo una trayectoria dada o qué lo obliga a variar su velocidad; en resumen, no aludimos a las causas que provocan el movimiento y sus variaciones. Es éste precisamente el contenido de la dinámica, que será abordada en el presente capítulo. Como hasta ahora, consideraremos al cuerpo en movimiento como un punto material. La dinámica del sistema de puntos materiales y de sólidos rígidos será abordada en capítulos posteriores. La dinámica representa un esquema más completo, más cercano a la realidad, por cuanto considera el movimiento de un cuerpo en relación con sus interacciones con el resto de los cuerpos que forman el medio que lo rodea. Estas interacciones son inevitables, pues aun cuando pueden ser disminuidas en determinadas circunstancias, estarán siempre presentes y determinan el carácter del movimiento. La base sobre la que descansa la dinámica, y en definitiva toda la mecánica clásica o mecánica newtoniana, son las tres leyes del movimiento mecánico llamadas leyes de Newton. Las leyes de Newton, como todas las leyes en la Ciencia y la Física en particular, son el resultado de la generalización de un gran número de hechos experimentales. Para su formulación, Newton realizó una brillante síntesis de todas las observaciones y experimentos realizados por sus predecesores, entre los que se destaca la figura de Galileo Galilei.

(…)

Los autores