Microbiología y salud

Las bacterias se encuentran por todas partes, en el suelo, en el aire, en el agua y particularmente en todo tipo de materia orgánica muerta. Son microorganismos unicelulares que se reproducen por división simple, es decir, fisión binaria. Unas pocas como las chlamydias y las rickettsias, son parásitos intracelulares obligados. Desempeñan un importante papel en los procesos metabólicos de la materia viva, descomponiendo los substratos orgánicos procedentes de las plantas y de los animales, mineralizándolos y restituyéndolos a la naturaleza para su nuevo aprovechamiento. Mientras todas las plantas y animales superiores resuelven sus requerimientos energéticos a través de las vías metabólicas muy estereotipadas, en las bacterias encontramos una gran diversidad de procesos bioquímicos que les permiten sobrevivir a expensas de compuestos muy simples. Las bacterias productoras de enfermedades tienen casi requerimientos metabólicos complejos, que las obligan a vivir de las materias vivas, mediante su adaptación al modo de vida parásito, por haber perdido la capacidad de sintetizar algunos compuestos esenciales.

El estudio de la bacteriología permite comprobar los principios de la biología, porque las bacterias poseen muchos caracteres que las hacen sujeto ideal para la investigación de los fenómenos biológicos. Pueden cultivarse fácilmente en tubos o matraces, lo que requiere menos espacio y manutención que las plantas o los animales. Crecen rápidamente y se reproducen a un ritmo extraordinario, algunas especies de bacterias producen casi 100 generaciones en un período de 24 horas. En ninguna parte se aprecia mejor la diversidad biológica como en los microorganismos, los cuales no se pueden observar a simple vista. En forma y función, ya sea en la propiedad bioquímica o mecanismo genético, el análisis de microorganismos lleva a los límites de comprensión de los fenómenos biológicos. Por tanto, la necesidad de originalidad- prueba del valor de una hipótesis científica puede cumplirse con la microbiología.

(…)

Los autores