Plan de marketing paso a paso: creación de una tienda online del equipo Delfín S.C.

El marketing digital se refriere a la aplicación de estrategias de mercadeo que se efectúan en la web para que el usuario permanente ejecute alguna conversión. Se caracteriza por dos condiciones esenciales: personalización y masividad. En este sentido, el mundo digital permite personalizar la información proporcionada por parte del usuario, es decir, gustos, preferencias, intereses, búsquedas personalizadas que finalizan en compras. Actualmente el marketing digital se ha convertido en una herramienta poderosa, pues permite llevar un control en tiempo real de las estrategias aplicadas, conocer sobre los clientes potenciales y qué hacen con la información que se les proporciona en internet, así también aplicar las diferentes herramientas de análisis de los datos (Selman, 2017). La planificación radica en el proceso de describir lo que queremos ser en el futuro, apoyado en la correspondiente consideración y pensamiento estratégico. El plan de marketing compone la herramienta en la que la alta dirección recoge las decisiones estratégicas de marketing que ha adoptado «en el presente», en relación a lo que hará en los siguientes tres años para conseguir ser una empresa competitiva. Y, por ello, el plan de marketing digital debiera contemplar las decisiones estratégicas y operativas de marketing digital, siendo lo ideal que solo exista un solo plan de marketing que contemple tanto lo offline como el online (Sainz, 2018, p. 89).
En el marketing digital se pueden aplicar diferentes estrategias que permitan llegar al público objetivo como página web, tiendas online, outlet, live shopping, distribuidor virtual y redes sociales. En este caso se especificará sobre la tienda online. La tienda online es una vitrina virtual donde se ofertan productos o servicios reales o virtuales. Generalmente negocios que han realizados sus actividades en establecimientos físicos y que con el crecimiento tecnológico ha permitido a la globalización expandir los comercios tradicionales de forma online. Así también, tiene ventajas tanto para los usuarios como para los consumidores, creando una oportunidad atractiva para los negocios, como por ejemplo y en el caso de los usuarios, accesibilidad las 24 horas del días en los 365 días del año; Información disponible sobre productos y servicios para poder realizar una compra informada; menor presión a la hora de elegir productos en comparación con el comercio tradicional; acceso a nichos de mercados exclusivos de Internet; posibilidad de comparar fácilmente a precios de mercado; y, probabilidad de acceder a productos difíciles de localizar.

(…)

La autora