Topografía I

Podemos considerar a la topografía como la disciplina que se presenta en nuestro diario vivir, pues en sus aplicaciones se necesita información sobre el área del lugar donde se llevarán a cabo determinadas actividades. Dentro de las obras civiles y en muchos otros campos, la topografía constituye un elemento indispensable.
Antes de comenzar a enunciar conceptos y métodos de cálculo en esta Disciplina se considera importante el conocer un poco acerca de su historia para afianzar estos elementos teóricos y además enriquecer un poco el espectro cultural hacia la ciencia. Se puede plantear que la ciencia madre de la Topografía es la Geodesia, la cual surgió en la civilización egipcia, muchos años A.N.E.; es una palabra de origen griego cuyo significado quiere decir división de la tierra (gi – tierra, daisia- división) y que es, por tanto, la ciencia físico-matemático que tiene por objetivo determinar la precisión relativa de puntos en la superficie de la tierra, con objetivo del conocimiento de su figura y dimensión.
A la Topografía la podemos plantear como la rama de las Ciencias Geodésicas, que tiene por objetivo el estudio de los métodos necesarios para llegar a representar un terreno con todos sus detalles naturales o creados por el hombre, así como el conocimiento de los instrumentos para llevar a cabo estos fines.
De estas definiciones generales ya podemos ir sacando una diferencia fundamental entre ambos conceptos y es, en lo fundamental, el alcance territorial que tiene cada una de ellas. La Geodesia se ocupa de conocer la figura y dimensiones de la tierra a su grado máximo de alcance; sin embargo, la Topografía se ocupa del estudio de los métodos y los instrumentos para lograr representaciones de terreno relativamente pequeñas en comparación con la Geodesia.

(…)

Los autores

 

 

Clic aquí para acceder al enlace del libro en Google Play Books